Sordera y ceguera de un Estado encubridor

Comunicado de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó

La complicidad del Estado con su brazo paramilitar es cada vez más aterrador y escalofriante. Nuevamente nos vemos en la obligación de dejar constancias para que algún día la humanidad pueda juzgar.

Los hechos son los siguientes:

· Desde el sábado 1 hasta el martes 4 de junio de 2013; tropas del Ejército Nacional acamparon en propiedad privada de la Comunidad de Paz en la vereda la Esperanza junto a la vivienda de las familias allí. Violando el derecho a la Propiedad Privada consagrada en la Constitución de Colombia además de pisotear los espacios de vida y trabajo de nuestra Comunidad de Paz. La presencia de actores armados junto a las viviendas de la población civil coloca en riesgo la vida de los civiles, muestra de ello, son los últimos hechos registrados en las últimas semanas, pues la población civil ha sido colocada como escudos humanos y las viviendas como trincheras por parte de la fuerza pública.

· El miércoles 5 de junio de 2013; el Gobierno Nacional a través de la Directora del Programa Presidencial de Derechos Humanos y DIH de la Vicepresidencia de la República de Colombia, ALMA BIBIANA PERES GOMEZ, respondió a través de una carta fechada el 15 de mayo de 2013, a las peticiones que recientemente hiciera a favor de nuestra Comunidad de Paz, la Comunidad de Tamera en Portugal la cual está hermanada con nuestra Comunidad de Paz desde hace varios años; dicho escrito ha sido enviado a otras organizaciones en el exterior por parte del Gobierno Nacional.

La directora, parece desconocer o más bien pretende ocultar las graves violaciones a los derechos humanos por parte de la Fuerza Pública al mostrar los supuestos “logros alcanzados en materia de seguridad por parte de la fuerza pública en la zona”, ignora, los constantes abusos de la fuerza pública contra miembros de nuestra Comunidad  de Paz y la población del entorno, pretende silenciar los asesinatos recientes a manos de las fuerzas de seguridad del Estado como el ocurrido el jueves 4 de octubre de 2012; donde resulto herido de muerte por parte de agentes del Estado el civil Alberto Ariza Huaca; o el ocurrido el martes 9 de abril de 2013; donde sin mediar palabras el Ejercito Nacional asesino al campesino  Carlos Andrés Torres. A todas luces se evidencia que “las instrucciones de comportamiento que debe tener la fuerza pública frente a los miembros de la Comunidad de Paz” para lo único que ha servido es para atropellarla, como los hechos del pasado jueves 30 de mayo de 2013; donde se evidencio una persecución clara contra nuestra Comunidad de Paz por parte de la Policía Nacional quienes no les importo que estuvieran con la delegación de la Comunidad funcionarios del Ministerio del Interior.

Es de anotar que si bien es cierto, que se han dado acercamientos propiciados desde el Ministerio del Interior y las reuniones sostenidas en el transcurso del 2013 entre este y nuestra Comunidad de Paz, los acuerdos para el cumplimiento de las ordenes contenidas en el auto 164 de 2012 proferido por la corte constitucional, no se han cumplido por parte del Gobierno, tal fue la del pasado miércoles 29 de mayo, donde el señor Presidente Santos no cumplió lo acordado.  

Además, se estableció un Canal Directo de comunicación  entre el Despacho del Programa Presidencial para los Derechos Humanos y el DIH de la Vicepresidencia y los líderes de la Comunidad de Paz con el ánimo de transmitir las denuncias de situación de riesgo para miembros de la misma, que no sirvió para nada, totalmente inútil ante la realidad a la que somos sometidos constantemente.  

La presencia en la zona de organismos del Estado como la Defensoría del Pueblo, con quien tenemos ruptura por la inoperancia, sordera e ineptitud, y el Departamento Administrativo para la Prosperidad Social y sus entes territoriales en la supuesta implementación de diversos programas de inversión social dirigida a los habitantes del corregimiento de San José de Apartado no incluye de ninguna manera a los miembros de nuestra Comunidad de Paz. Nuestra Comunidad de Paz no acepta tal humillación a través de mentiras infames.

· El miércoles 5 de junio de 2013; en la vereda mulatos junto a la Aldea de Paz de la Comunidad de Paz, fue retenido durante varios minutos Bernardo Sepúlveda, miembro de nuestra Comunidad de Paz, por tropas del Ejército Nacional, los militares le manifestaron que las cosas estaban calientes por los lados de San José de Apartado por culpa de esa HP de Comunidad de Paz, que ellos venían hacia San José, que se abstuvieran de lo que tenían preparado y coordinado por otro lado.

· El jueves 6 de junio de 2013; en el casco urbano de Nuevo Antioquia, los paramilitares anunciaron que van a ir por REINALDO AREIZA este donde este, manifestando que la incineración de la vivienda en la Haciende la Marina  estaba relacionado con la vivienda que ellos le quemaron a Reinaldo el 4 de julio de 2012 en la vereda la Esperanza.   

· El viernes 7 de junio de 2013, hacia las 10: 15 horas de la mañana, guerrilleros de las Farc hostigaron la Base Militar y el comando de Policía ubicados en el casco urbano de San José de Apartado por espacio de 30 minutos, uno de los salones de la escuela de San José y en el cual se encontraban niños en clases fue afectado por un proyectil disparado desde la base militar.

· Este mismo viernes 7 de junio de 2013, hacia las 14:45 horas, en el casco urbano de San José de Apartado, a las afueras de una vivienda, junto al puente de la localidad, cerca a la escuela, estallo una bomba dejando 4 soldados gravemente heridos, inmediatamente bajaron militares de la base a auxiliar a los heridos, de igual forma amenazaron con sus armas de dotación a varios civiles por no colaborar con la fuerza pública brindando información, argumentando que la población civil tenía conocimiento de este atentado. La presencia del ejército y de la policía en medio de la población civil contradicen numerosas normas de la Corte Constitucional en zonas de conflicto como lo es el casco urbano de San José, el cual desde su militarización extrema a partir de abril del 2005 ha provocado numerosos enfrentamientos armados cobrando cuantiosas víctimas civiles. Estos hechos afirman una vez mas lo inútil que resultan las bases militares junto a la población civil en zonas de conflicto, sin embargo el gobierno insiste en construir un Colegio en inmediaciones de la base militar.

· Este mismo viernes 7 de junio de 2013; en horas de la mañana en la vereda Arenas Bajas perteneciente al corregimiento de San José, hizo presencia un grupo de paramilitares en la casa de un miembro de nuestra Comunidad, allí manifestaron que venían arreglar un asuntico y que esa HP de Comunidad de Paz le había llegado la hora.

· El sábado 8 de junio de 2013; en el Casco Urbano de San José de Apartado, mientras caminaba cabalgando en un caballo el campesino Juan Sánchez, militares que en ese momento hacían presencia allí, manifestaron ante varios civiles que a ese HP estaba bueno para bajarle la cabeza de un HP rafagaso, tal como fue fusilado un HP en Caracolí, refiriéndose a Carlos Andrés Torres asesinado por militares el pasado lunes 9 de abril de 2013.

· El domingo 9 de junio de 2013; en la vereda Mulatos perteneciente al corregimiento de San José, tropas del Ejército Nacional retuvieron ilegalmente durante varios minutos al campesino Ramón Isidro Guerra, los militares intentaron quitarle una mula de su propiedad aduciendo que era una de las mulas robadas a los paramilitares por parte de la guerrilla el pasado lunes 27 de mayo de 2013, allí los militares manifestaron que esa mula era de los paramilitares que la guerrilla le robo y que las tropas del ejército estaban allí para rescatarlas y devolverlas nuevamente a sus dueños. De igual forma lo amenazaron y le recordaron que la Comunidad de Paz lo había salvado en el 2011, cuando fueron a reclamarlo el día que los militares lo retuvieron, que se preparara que las cosas habían cambiado, que ya no era igual que antes, que las cosas eran a otro precio, no importaba si esa HP de Comunidad se metía. Horas más tarde retuvieron a otro campesino que transitaba por el lugar al cual le preguntaron por las mulas robadas que si llegaba a tener información que se las suministrara ya que ellos tenían que rescatarlas y devolverlas a los dueños.

· El lunes 10 de junio de 2013; en la vereda la Esperanza en el corregimiento de San José una tropa de paramilitares amaneció junto a la propiedad privada de la Comunidad de Paz, allí, manifestaron a algunos civiles que transitaban por el lugar que toda la operación militar estaba coordinada con la fuerza pública para buscar las mulas que la guerrilla les robo el pasado lunes 27 de mayo, que gracias a la fuerza pública y a la protección de ellos ya están reconstruyendo la vivienda.  

· El martes 11 de junio de 2013; se ha visto una fuerte presencia de tropas del Ejército Nacional en el sitio conocido como el Barro en la vereda Mulatos, allí los militares han manifestado a varios civiles que si conocen del paradero de las mulas de los paramilitares que la guerrilla robo el lunes 27 de mayo, que ellos, los militares las están buscando para devolverla al comandante de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia “AGC” alias “Otoniel”.

Creemos que la solidaridad de aquellas personas con principios inquebrantables e insobornables en la defensa de la vida desde acciones pacificas siempre estarán.

El amor que le tenemos a la vida está por encima de la misma muerte, no cederemos ni un centímetro ante los sembradores de la muerte.



--
Comunidad de Paz de San José de Apartadó
http://www.cdpsanjose.org